Saturday, September 02, 2006



WOW! quiero dar las gracias por todos los comentarios que recibí en este primer posteo. La verdad jamás esperé recibir 139!!, es increíble poder comunicarse y conocer a tanta gente a través de este medio.

La tecnología puede habernos alejado de vivir con mayor simplicidad con tanta información y distracción, pero sin duda nos ha permitido acercarnos y comunicarnos con mayor honestidad y fluidez.

Leí todos los comentarios y agradezco a personas que al margen de ser seguidores de mi música dieron sinceramente su opinión y a todos los que mi música los ha acompañado y por lo mismo me entregaron comentarios con tanto cariño y apoyo.

Son tiempos en que uno puede expresarse libremente, sin necesitar un medio escrito que te publique y eso es muy interesante.

El tema que planteé, es un tema muy importante para el crecimiento de todo tipo de arte en nuestro país y de la responsabilidad que tienen aquellas personas que escriben y comentan sobre el trabajo de otros.

Seguiré posteando y compartiendo distintos temas, he vivido muchas cosas interesantes en mi estadía en Chile que me gustaría compartir. Una de ellas es la exposición de Don Nicanor Parra en el Centro Cultural de la Moneda, perdérsela es un crimen. Nicanor es una gran poeta y artista chileno, sus poesías, antipoesías, traducciones y estudios han hecho un gran aporte a la cultura de nuestro país ( www.uchile.cl/cultura/parra/ ) y ahora a punto de cumplir 92 años vuelve con esta exposición e instalación que no ha dejado indiferente a nadie.

Además el Centro Cultural de la Moneda está buenísimo, nada que envidiarle a los Centros europeos, realmente un lugar moderno con espacios amplios, galerías y una sala de cine implecables.

Aquí les dejo la info de la exposición de Nicanor para los que todavía no van a verla, vayan!!.


· Centro Cultural Palacio La Moneda

Dirección: Bajo la explanada de la nueva Plaza de la Ciudadanía (metro moneda).

Teléfono: 3556500

Fecha: 18 de agosto y el 6 de octubre

Horario: Martes a sábado de 10:00 a 21:00 horas.

· Entrada:

General: $600 Estudiantes y tercera edad: $300
Niños menores de 5 años: gratis
Profesores: gratis
Domingo: Gratis

Nos hablamos pronto.

D.

Thursday, July 27, 2006


Una mirada personal

Durante años la prensa chilena ha impreso mucha tinta en torno a mi carrera, como si mi historia personal se tratara de sus propios noviazgos, con la autoridad de un novio despechado. Algunos se han atrevido a montar una carga de dudas y prejuicios en torno a lo que soy o lo que pude haber sido, con tantas expectativas ajenas a lo que yo misma he querido lograr.

“La eterna promesa” dicen algunos, ¿es que tengo que enumerar mis logros uno a uno en cada ocasión? sinceramente y con todo respeto a quienes leen, no le tengo que demostrar nada a nadie. A mis 29 años y con 17 años de trabajo en el cuerpo y en el corazón, definitivamente no. Entiendo que mi país, Chile, pasa por un momento en donde es más importante resaltar los fracasos que los triunfos de las personas. Pero ¿qué es el triunfo y qué es el fracaso?.

Para algunos sigo siendo catalogada como ese “producto pop” de “cara bonita”, que estudiaba en un colegio de la zona oriente, que ha cambiado de estilo entre disco y disco y que no se define musicalmente.

Si hubiera hecho todos los discos con la misma sonoridad me estarían catalogando de poco innovadora o hasta predecible.

Pero para otros, mis canciones han sido de alguna manera parte de sus vidas, canciones que fueron parte de mi propia historia y eso para mi es más importante.

Hay Chile, Chile lindo, Santiago, los domingos, la familia, los amigos, los mariscos, conversaciones y recuerdos, hablo con orgullo de Chile, pero al mismo tiempo veo que seguimos tan pegados en las mismas falencias… ¿por que nos cuesta tanto como chilenos reconocer el trabajo y los logros de otros sin tener que buscar millones de peros?.

No me deja de impresionar puntualmente la simplicidad y poca objetividad de periodistas como Mauricio Jurgensen y Marcelo Contreras, (los dos escriben para diarios que respeto y que leo), con las cuales se refirieron al lanzamiento de mi disco el pasado Jueves 20 de Julio en Teatro Teletón, opiniones que nada tuvieron que ver con el resto de lo medios que comentaron sobre el mismo show.

Nunca le he exigido a nadie que le guste lo que hago, seria ilógico pensar de esa manera, pero después de tantos años tengo derecho a exigir RESPETO. Respeto porque esto es tan arte para mi, como trabajo, y de hecho, aunque algunos no lo crean yo no pago mis cuentas de lo que escriben, yo vivo de lo que canto.

Respeto pido no solamente por mí, sino por un grupo de personas que trabajó por meses para montar un show como el que se presentó.

El señor Marcelo Contreras se atrevió a decir que soy “una artista que parece cantar por hobby” y que “acuso anemia aguda en carácter”, con todo respeto, ¿cree usted que después de 5 discos y años de carrera canto por hobby?, por otro lado ¿tengo que ser una chica ruda con un ”carácter“ que a usted le parezca para que hable más de mi música y menos de mi personalidad?.

Le agradezco que al menos haya reconocido que: “lo hace bien cierto (por mi forma de cantar), y que…“monto un show con esmero escénico”….”con una banda eficaz a sus espaldas, pero: “que las canciones de “ATP” (él quiso decir APT.), por la respuesta del público en sus caras y movimientos, señala que el peso de mi nuevo material es relativo”. Lo que a mi me parece relativo señor Contreras es la mirada con la que vio esas “caras y movimientos” del público que a mi parecer y la de muchos de los presentes fueron muy distintas a su apreciación. Nadie puede medir de esa manera el peso de cualquier disco.

No se piden dos bises (o repeticiones) si no hay interés ¿o si?. Bueno, por lo que supe usted y su colega Mauricio Jurgensen se fueron mucho antes de la primera hora de concierto (el concierto duró casi 2 horas) “para despachar” así es que no pudieron saber la respuesta del público en gran parte del show.

Sobre la misma presentación el señor Mauricio Jurgensen aseguró que yo todavía “no me saco los 90’s de encima” y que “los aplausos fueron tibios”, ¿usted cree que eso es una crítica?, mas bien parece el comentario de un espectador común, no la de un periodista que asistió a un concierto y que simplemente no le gusta mi música y que (como lo dijo en su breve opinión) “yo no logro convencer”. Respeto su opinión personal, señor Jurgersen, es válida, pero no comparto que sea la opinión de todos los que asistieron al Teatro. No la considero ni profesional ni justa, usted tenía la misión de contar lo sucedido esa noche a nivel técnico y musical, no generalizar una apreciación personal y transformarla en la verdad.

Entiendo que algunos profesionales como los nombrados se confundan entre tanta farándula y personajes que ni siquiera entiendo lo que hacen en primeras planas, pero, ¿estamos realmente ante críticas “especializadas”?, me lo pregunto porque a veces leo comentarios con términos y definiciones tan ridículas como inexistentes que me hacen dudar.

Si en algún momento leo opiniones escritas con objetividad y respeto por parte de estos dos periodistas, seré la primera en reconocerlo, porque creo o quiero creer que la gente puede reconocer y asumir responsablemente este tipo de errores dejando de lado egos personales.

Afortunadamente existen profesionales, porque no pretendo generalizar, si hay muy buenos periodistas en Chile, personas responsables sin prejuicios, que dedican tiempo a su labor y han aprendido a entender y hablar de nuestro trabajo con conocimiento y respeto.

Aprovecho de agradecer a todos esos profesionales que fueron al concierto y se quedaron hasta el final, pudiendo valorar y apreciar un trabajo (no solamente el mío repito, sino el de todo un equipo de personas) con respeto y sobretodo con objetividad porque no se trata de que yo solamente ponga atención o sólo espere críticas positivas. Durante toda mi carrera he aprendido de críticas que han contribuido en mi crecimiento como cantante y músico, palabras constructivas no destructivas.

Me he permitido escribir esta columna y dar mi punto de vista, sobre algunos comentarios y cuestionamientos que se han hecho sobre mi carrera y a decir: BASTA, a este tipo de opiniones con tan poco argumento y mal intencionadas, no sólo con mi música sino con el medio musical en general. Tantos buenos músicos chilenos con excelentes trabajos que han sido criticados con tan poca objetividad, que nada contribuyen al desarrollo de la música nacional.

He dejado pasar muchas cosas, he aprendido a entender lo que significa ser “un personaje público” desde muy chica, donde todos pueden opinar de tu vida y tu trabajo con mucha soltura pero hoy, decidí dar mi opinión.

Si opinan de mi trabajo yo puedo opinar sobre el trabajo de ellos, ¿es un país libre no?.

Nicole.